parallax layer

Organizacion de comuniones

Tu boda, tal y como siempre habías soñado

Celebración de la primera comunion

La celebración de la primera comunión es un día lleno de ilusión no solo para los niños, sino también para sus padres, por lo que es importante estudiar todos los detalles para que todo termine con la misma ilusión con la que ha comenzado.

Además del momento inolvidable en la iglesia, cuando los niños reciben la comunión por primera vez, la comida que se ofrece a posteriori a los invitados también resulta un acontecimiento importante y muy esperado siempre por todos.

El servicio de catering que se ofrece para estas ocasiones debe tratar con sumo cuidado cada detalle, con la finalidad de ofrecer la mejor comida realzada por una presentación  perfecta y muy cuidada de todos los platos.

En muchas ocasiones la zona se divide en dos partes, una para adultos y otra para niños, para los quienes se puede preparar talleres y actividades especiales.

organizacion de comuniones
parallax layer

Un equipo de profesionales a su servicio

Todo el personal que compone el servicio de asesoría y organización está demostradamente cualificado, y cuenta con una gran experiencia en la celebración de eventos especiales, donde a los invitados les gusta sentirse atendidos por verdaderos profesionales. Gracias a la contratación de este servicio, la calidad, la originalidad y la innovación estarán aseguradas en el banquete que se les va a ofrecer.

Una variedad de menús para todo los gustos, destinados a mayores y pequeños, es otra de las garantías que ofrece este servicio, donde el trato al cliente es totalmente personalizado no solo a la hora de elegir la comida, sino también respecto la decoración de las mesas y el lugar.

La elección del menú

organizacion de comuniones

Los menús no solo son de calidad, si no que los comensales siempre terminan totalmente satisfechos con las cantidades servidas. Cada una de los invitados contará con aperitivos variados, un entrante individual, primer y segundo plato y el postre, que suele ser una tarta elaborada acorde con el tipo de celebración, y con algún detalle que aluda a quien ha hecho la comunión.  Si los padres lo desean, se podrá elaborar un menú especial para l niños, ya que en ese día tan especial todo será organizado para que padres, hijos e invitados pasen un día difícil de olvidar. Ya que los protagonistas son los pequeños de la casa, una propuesta que siempre les entusiasma es la de ofrecerles un “candy bar”, es decir una mesa, o carrito lleno de golosinas de todo tipo que se suele colocar una vez terminada la comida, con el fin de que quienes lo deseen puedan picotear, y dirigida también a los adultos. Aunque la comida haya sido copiosa, los dulces suelen gustar a casi todos, y como estas celebraciones se suelen alargar bastante, no viene mal poder comer algo pasado un tiempo desde que la comida terminó.

La variedad de golosinas es inmensa, por lo que todos los asistentes siempre las prueban. De todos modos, el contenido de esta mesa también puede ser totalmente a su elección. Su decoración puede ser un guiño a los gustos y aficiones del niño o la niña que haya hecho la comunión presentando motivos que le caractericen, como puede ser alguno de sus hobbies favoritos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies