La merienda de los niños

La merienda de los niños

por Asesoria gastronomica, 24 abril, 2017

Cuidar la alimentación de los niños

Es un asunto importante, no se le puede restar importancia a la merienda de los escolares, ya que su alimentación es de vital importancia para su salud, su desarrollo físico e intelectual, y para hacer frente al constante desgaste de energías del niño a lo largo del día. Como asesoria gastronomica, sabemos que preparar meriendas saludables para los niños es necesario, ya que este aporte de minerales y vitaminas cuando salen de la escuela les ayuda a recargar energías y prepararse para el día siguiente, a estudiar y repasar los temas trabajados en la clase, y a realizar las tareas que en su caso les demande el profesor. Una buena merienda les ayudará a concentrarse y les evitará estar agotados al final de la jornada.

consejos alimentacion niños

Bajo contenido en grasas y azúcares

Galletas que tengan entre sus ingredientes aceite de oliva virgen extra o girasol, nunca grasas animales ni grasas vegetales de palma o coco; pocos azúcares y a ser posible de caña o fructosa; en cualquier caso, bajo contenido en azúcares. Fibras como la avena y frutos secos como las almendras o nueces, alguna fruta seca como las pasas, que aportan hierro, fibras e hidratos de carbono, fuente de energía. Si optamos por las galletas de toda la vida, es una buena opción la típica “maría”, aporta minerales y fibra, y algunas marcas las fabrican con grasas vegetales saludables, habrá que mirar sus ingredientes en el envoltorio.

Pero no debemos desaprovechar el momento de la media tarde para intentar que los niños tomen además, fruta. Los menús del cole cada vez son más completos y equilibrados, sin duda, y las cuidadoras procuran que se tomen su pieza de fruta en el postre a la hora de la comida, pero muchas veces no lo consiguen… es más fácil y divertido para ellos tomar un yogur o un postre industrial, tipo flan o postre de gelatina, o natillas. No está mal, sobre todo si se preparan con el control y la calidad que deben tener los alimentos que son para comedores escolares. Pero deberíamos insistir para que se tomen un plátano, de tan agradable sabor y fácil de tomar para los niños. O una manzana, igualmente exquisita y fácil de masticar y divertida para merendar. Las barritas de frutas que se venden en el mercado también son una buena opción para la merienda infantil, controlando en todo caso su contenido en grasas y azúcares.

Batidos de frutos y yogur

Si a los niños les cuesta tomar fruta directamente, puedes preparar un buen batido de frutas con yogur. Utiliza plátanos, fresas, manzanas, peras, ciruelas, batidos con yogur líquido sin sabor, o con una parte de leche y una de yogur natural, endulzando un poco con azúcar de caña o de fructosa. Conseguirás un apetitoso postre o merienda que les aportará muchas vitaminas y minerales, además de encantarles su sabor y textura.

¿Y por qué no las opciones “de toda la vida”? Un bocadillo, mejor de pan de barra, con chorizo, o queso, o jamón york. Les aportará una buena dosis de proteínas que compense su desgaste intelectual y físico, o las posibles carencias de su almuerzo en el cole, que muchas veces en parte se dejan en el plato. Y si es el clásico y tan agradable pan con chocolate, mejor si este contiene un alto porcentaje de cacao, y menor cantidad de grasas saturadas.

Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies